La realidad es complicada. Vivimos rodeados de un exceso de información que se agolpa en nuestra mente y que no sabemos cómo procesar. La pregunta es, ¿cómo podemos asimilar tantos datos? La respuesta es sencilla: con las historias. Ellas permiten a nuestro cerebro construir un modelo de realidad simplificado y utilizable.⁣ ¿Cómo lo hacen?

Las personas somos máquinas confeccionadas para soñar despiertos. Tratamos constantemente de predecir el futuro: qué pasará si no acepto este trabajo, si tengo un hijo, si no voy a comer a casa de mis suegros, si me compro el último iPhone, si fuera rico… Vivimos en un mundo de fantasía; imaginamos y predecimos todo tipo de cosas.⁣

Lo que hacen las historias es sacarnos de ese mundo y, cuando la historia nos atrapa, dejamos de soñar despiertos y nos centramos en el presente; focalizamos con la misma atención como si estuviéramos en una situación de vida o muerte. Y este nivel de concentración hace que las sensaciones que transmite una historia se hagan reales para nuestro cerebro. Es como si nosotros estuviéramos viviendo esa situación.

Post Historias web - Banquete de ideas

El ruido genera confusión

¿Has oído hablar del storytelling?

¿Nunca has llorado con un libro o has sentido rabia cuando mataban al bueno de la peli? Las historias tienen ese poder para influir en las personas. Y te recomendamos que las utilices en tu negocio. El storytelling cambiará la vida de tu marca. ⁣